Con el fin de incentivar el desarrollo de la cadena forestal – caucho en el departamento, la Gobernación del Tolima destinó un monto de $ 417.500.000 para la implementación y ejecución del proyecto “Mejoramiento de los parámetros de calidad y producción como estrategia para la comercialización de caucho seco y látex en el departamento del Tolima”, el cual fue ejecutado por CENICAUCHO. En total se impactaron 64 beneficiarios directos, y se espera que los resultados impacten a un número mayor de productores.

El caucho: una plantación con proyección en el Tolima

El proyecto de la cadena forestal – caucho, liderado por el ingeniero Fernando García Rubio, centró su ejecución técnica y financiera en cuatro objetivos principales que contemplaban la caracterización de los procesos de producción y beneficio que se llevan a cabo a nivel de finca en las zonas evaluadas; determinar la calidad de látex y caucho seco obtenidos por los productores y la influencia del manejo agronómico y beneficio en cada una de las zonas objeto del proyecto; validar y ajustar a las condiciones de cada región, las alternativas tecnológicas para el mejoramiento de los procesos agronómicos, productivos y la calidad en los productos a obtener; y finalmente, capacitar, transferir y validar la información y avances tecnológicos obtenidos en el proyecto a los productores y asistentes técnicos de caucho del Tolima.

Para la selección de fincas beneficiarias, el equipo técnico de CENICAUCHO realizó una gira de socialización y verificación de las unidades productivas en los municipios de Chaparral, Villarrica, Cunday y Mariquita. Estas unidades debían tener al menos una hectárea cultivada de caucho. En total se establecieron 102 parcelas de monitoreo permanente en 64 fincas distribuidas así: Chaparral (34 fincas), Mariquita (12 fincas), Melgar (1 finca), Cunday (13 fincas) y Villarrica (4 fincas). Con el establecimiento de estas parcelas se logró una cobertura de 232 hectáreas cultivadas en caucho, correspondientes a un 15% del área total de las fincas beneficiarias. Además, se aplicó una encuesta para el levantamiento de información relacionada a la unidad productiva. Como resultado de esta encuesta, se determinó la necesidad de capacitación de los productores en cuestiones de manejo agronómico del cultivo. Así mismo, se estableció que a la fecha más del 65% de los árboles de las parcelas evaluadas requieren equipamiento para la obtención de látex. Por otra parte, el equipo de investigadores estableció un protocolo de manejo fitosanitario el cual fue entregado a los beneficiarios del proyecto. El proyecto, además, logró determinar los principales tipos de productos generados en cada municipio beneficiado, así se estableció que, los municipios de Mariquita, Villarrica y Chaparral producen principalmente lámina seca en ramada y en menor escala chipa, fondo de taza y cintilla. En el caso del municipio de Cunday no se identificó una línea de producción primaria, pero han producido chipa, fondo de taza, cintilla y látex de campo preservado.

Para la evaluación de la calidad de los productos obtenidos, el equipo técnico seleccionó siete fincas modelo que cumplían las características de un esquema de agronegocio, con una propuesta productiva rentable, sostenible y competitiva frente a las demás fincas de la región. Entre los parámetros de evaluación para esta selección se tuvieron en cuenta la circunferencia a la altura del pecho (CAP) de los árboles, el manejo del aprovechamiento y beneficio, el manejo de la plantación, la ubicación del predio, la disposición de mejora continua y la asociatividad de la unidad productiva. El proyecto determinó que las fincas modelo se caracterizan por tener material sembrado en áreas menores a 20.000 m2, el cual posee características genéticamente mejoradas que favorecen la adaptabilidad al ambiente. Así mismo, se realizó un análisis de pH, materia orgánica y minerales en los suelos de las parcelas modelo seleccionadas, encontrándose valores de pH por debajo de 6.0, lo que indica que son suelos ácidos. En relación con la materia orgánica, las fincas presentaron un porcentaje medio de este parámetro, además, se lograron evidenciar bajos niveles de fósforo, potasio y calcio; lo cual puede generar una disminución en la velocidad de crecimiento de los árboles, reducción del crecimiento de la circunferencia del tallo, floración y fructificación pobre y retraso en la maduración. Una vez analizados los suelos de los predios modelos, se evaluó el producto generado por parte de los beneficiarios para determinar su calidad.  Los análisis realizados a las láminas fueron pureza, contenido de cenizas, contenido de nitrógeno, viscosidad, plasticidad, índice de retención de plasticidad. Los resultados de estos análisis demostraron grandes falencias en el proceso productivo ya que solo una muestra logró pasar la prueba del contenido de suciedad, tan solo dos muestras pasaron la prueba de materia volátil, dos muestras aprobaron el contenido de cenizas y solo tres muestras aprobaron las pruebas del índice de retención de plasticidad. Razón por la cual, los investigadores generaron un protocolo para la estandarización de la producción de látex de campo preservado y caucho tipo L (en lámina o granulado). Lo anterior, con la finalidad de mejorar la calidad del producto generado en el departamento del Tolima.

Con el fin de validar y ajustar a las condiciones de cada región, las alternativas tecnológicas para el mejoramiento de los procesos agronómicos, productivos y la calidad en los productos a obtener, el proyecto se propuso realizar diferentes eventos en donde los productores recibieron capacitación por parte de un equipo de expertos en caucho, las charlas se enfocaron a buenas prácticas en labores previas al rayado, buenas prácticas para el rayado de plantaciones de caucho y buenas prácticas en labores de beneficio. Dichas capacitaciones sirvieron para la implementación del protocolo para el mejoramiento de parámetros de calidad de caucho.

Giras técnicas y ejemplos de caso como modelo de transferencia

Además, el proyecto buscó realizar transferencia de resultados y apropiación de procesos eficientes para el beneficio del caucho. Aparte de las anteriores capacitaciones, el equipo de investigadores estableció la realización de una gira técnica con todos los productores impactados directamente por el proyecto. En esta gira, los beneficiarios tuvieron la oportunidad de visitar 6 industrias fabricantes de productos terminados en caucho natural, ubicadas en la ciudad de Bogotá, logrando así visualizar de mejor manera las exigencias del mercado. Un aspecto positivo de esta gira fue la posibilidad de establecer un contacto directo con potenciales compradores del producto. Así mismo, los beneficiarios tuvieron la oportunidad de realizar una gira de campo en donde se visitaron 3 plantaciones de caucho natural y una agroindustria, todas ubicadas en el departamento del Meta.

Según Rocio Abril, co-investigadora del proyecto, el rayado es una de las labores más importantes de todo el proceso del cultivo, y la cual debe ser realizada por personal capacitado, por eso fue uno de los ejes centrales de la ejecución técnica del proyecto de la cadena forestal – caucho. Al respecto, Edelmira Neira, beneficiaria del proyecto, da testimonio de la mejora en la producción y la preservación de los árboles mediante su capacitación en rayado. Ella considera que estas capacitaciones son importantes para la mejora de los procesos de producción y beneficio del caucho y por este motivo tomó la decisión de hacer parte del grupo de beneficiarios. Por su parte, Pedro Emilio Ocampo beneficiario del proyecto, recalca que la importancia de éste radicó en la migración de malas prácticas aplicadas en el cultivo antes de las capacitaciones, a la implementación de unas buenas prácticas para el manejo de la plantación de caucho. Uno de los productos generados de este proyecto fue la cartilla «Buenas prácticas de manejo, aprovechamiento y beneficio de plantaciones de caucho para pequeños productores» bajo el sello editorial de la Universidad del Tolima, y la cual estará a disposición de los beneficiarios del proyecto.

Indicadores

Demostración de método y resultados